20 de noviembre de 2017
  • Gastronomia.com España
  • Gastronomia.com México
  • Gastronomia.com Perú
  • Gastronomia.com Colombia
  • Gastronomia.com Paraguay
  • Gastronomia.com Argentina
Síguenos en  
Suscríbete a nuestra Newsletter

13 de marzo de 2017
Valoración  52 (2)
Queso de cabrales, tradición asturiana
Si pensamos en cuáles son los platos o productos principales de Asturias, seguramente pensemos en primer lugar en la fabada y sidra, y después en el queso de cabrales.

El queso de cabrales es un queso azul que se elabora a partir de leche cruda de vaca o con mezcla de diferentes leches: vaca, cabra u oveja. Su nombre es propio de la región donde se produce, principalmente, en Cabrales, que engloba los pueblos de: Cáraves, Oceño y Rozagás.

El queso de cabrales no es el único queso azul que se produce en los Picos de Europa, porque también son característicos de la zona el queso de Gamonéu (en Asturias) o el queso picón de Cantabria. El queso de cabrales carece de corteza, es graso y blando.

Cuando está maduro es un queso cremoso, de color verde-azulado y que destaca sobre todo por su fortísimo olor. Su proceso de elaboración tradicional es curioso:

-Se usa leche de los ordeños de la mañana y de la noche. Posteriormente, y cuando la leche ha adquirido la temperatura adecuada en reposo en la cocina, se le añade el cuajo y se deja reposar.

-Cuando se ha formado la cuajada, esta se rompe con una cuchara y se deja reposar durante unas horas para quitarle después el suero que se hubiera formado.

-La pasta se almacena en moldes cilíndricos sin prensar, manteniéndose sobre tablas de madera en la cocina para que el calor ambiente ayude a secar la cuajada durante 2 o 4 días.

- Los moldes se voltearán un par de veces para que se produzca un autoprensado.

-Posteriormente la pasta será sacada del molde, se salará el queso por una cara y se dejará reposar durante 12 horas. Transcurrido ese tiempo, se volteará el queso para salar la otra cara y se dejará reposar otra vez durante 12 horas.

-Después se sacará el queso del molde y se dejará secar durante 15 o 20 días.

-Quizá la parte más bonita de la elaboración sea cuando, han transcurrido los 15 o 20 días y el queso pasa a las cuevas naturales en la montaña para su maduración durante 2 o 4 meses, con una humedad relativa del 90% y temperatura de entre 8 y 12 grados centígrados. Dichas condiciones favorecerán al desarrollo de moho en el queso, lo que da lugar a ese color azul-verdoso típico del queso de cabrales.

-Durante el proceso de maduración se debe periódicamente limpiar la corteza.

-Pasado el proceso de maduración, el queso estará listo.

Desde 1981 el queso de Cabrales tiene Denominación de Origen, y de hecho, los elaboradores de este queso tienen que cumplir con unos procedimientos marcados, por ejemplo, que en su elaboración sólo se use leche autóctona; el queso tiene que tener una humedad mínima del 30% o tiene que tener una forma cilíndrica de 7 a 15 centímetros de altura y diámetro.
FacebookTwitterGoogle PlusLinkedin

Valora esta noticia 

 
Para comentar Iniciar sesión | Crear Cuenta

Comentarios

Top videos

EVENTOS
10 de octubre de 2017
(10)
Del 15 al 17 de septiembre se celebró en La Rural, Buenos Aires, FIBEGA, la Feria Iberoamericana de Gastronomía, que reunió a los destinos gastronómicos mundiales más relevantes, el II Congreso Iberoamericano de Gastronomía y el Encuentro Iberoamericano de Chefs. Países como Perú, México, Argentina, Uruguay, Brasil, Guatemala o País Vasco mostraron su riqueza y diversidad gastronómica; y representantes de diferentes sectores relacionados con la cocina como los chefs Germán Martitegui, Andoni Luis Aduriz o José del Castillo, ofrecieron showcookings y presentaciones. Un túnel del vino, en el que se ofrecieron catas y degustaciones de los vinos y bebidas más representativas y sorprendentes, y diferentes espacios de degustación y mercado. 3 jornadas de celebración de la cultura gastronómica de Iberoamérica que reunieron a más de 22.000 visitantes.